Valores


Orientación al cliente externo e interno



Implica un deseo de servicio a los clientes, la compresión y la satisfacción de sus necesidades, aún aquellas no sean expresadas. Involucra esforzarse por conocer y resolver los problemas, tanto del cliente final a quien se dirigen los esfuerzos de la empresa, como de los clientes internos y todos aquellos que cooperan en la relación empresa – cliente - sociedad. Más que de una conducta concreta frente a un cliente real, se trata de una actitud permanente de valorar las necesidades del cliente para incorporar este conocimiento a la forma específica de planificar las acciones.